ERTE: qué es, cómo funciona y qué derechos tienen los trabajadores

ERTE

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo, más conocido como ERTE, es una medida de regulación de empleo que posibilita suspender temporalmente los contratos de trabajo.

Se pueden acoger a ella aquellas empresas que deseen reducir de forma temporal los contratos de trabajo de toda o parte de su plantilla. De esta manera se pretende preservar la viabilidad de la empresa.

Las causas que propician un ERTE se regulan en el primer apartado del artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores. Este dice lo siguiente:

1. El empresario podrá suspender el contrato de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, con arreglo a lo previsto en este artículo y al procedimiento que se determine reglamentariamente.

(...)

art 47 et

Esta medida se ha popularizado recientemente por culpa de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19. Con el fin de minimizar su impacto económico, muchas empresas han solicitado el ERTE. En este artículo repasamos cómo funciona y las características que le rodean.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en ERTEs en A Coruña. Si necesita un despacho con amplia experiencia en la materia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

¿En qué se diferencia el ERTE del ERE?

El Expediente de Regulación de Empleo puede ser tanto temporal como definitivo. Dado que muchas personas confunden este proceso con el del ERE vamos a tratar de explicar las diferencias:

  1. En el caso de que este expediente sea definitivo se denomina Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y conlleva la extinción de la relación laboral. Por tanto, acarrea un despido colectivo.
  2. Si en cambio su uso es temporal el proceso se conocerá como ERTE. Es en esa letra donde se encuentra la principal diferencia entre ambos modelos de regulación de empleo. Conlleva una suspensión del contrato de trabajo, con lo que también cesarán las obligaciones laborales del empleado, o también puede suponer la reducción de las jornadas laborales. Las principales consecuencias del ERTE son:
    • El empleado no está obligado a cumplir con su trabajo.
    • Al no producirse ese trabajo, el empresario no tiene por qué pagar el salario estipulado.

Medidas de regulación de empleo

No obstante, si en algo coinciden ambos términos es en que los dos hacen referencia a medidas de regulación de empleo. Generalmente están ideadas para que la empresa afronte una situación extraordinaria y agilizan el régimen de despidos o suspensiones de contratos.

En el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores se disponen minuciosamente las circunstancias que pueden motivar la utilización de alguna de estas medidas. Así pues, se recalcan los distintos escenarios económicos, técnicos, organizativos y productivos que deben producirse para acceder a un ERE o ERTE.

La situación actual provocada por el coronavirus obedece a una causa de fuerza mayor. La autoridad laboral se encarga de verificar este estado siempre que acontezca un suceso imprevisible o inevitable.

¿Cómo se inicia un ERTE?

Los métodos de tramitación del ERTE varían en función de la causa que motive el proceso. Aunque el mecanismo es similar al despido colectivo.

  • En el caso de que se produzca por causas de fuerza mayor el procedimiento será más ágil de lo habitual. Lo más importante es que se garanticen los derechos laborales y los intereses empresariales en el menor tiempo posible. El procedimiento se inicia mediante la solicitud a la autoridad laboral competente que determinará si existe o no la causa de fuerza mayor. En el caso de confirmarse, se pasará a suspender los contratos y será la empresa quien determine las siguientes medidas.
  • Si el ERTE se produce por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, el procedimiento también se tendrá que iniciar mediante una solicitud a la autoridad judicial.  A partir de ahí entrarán en escena los representantes de los trabajadores y las Administraciones Públicas.

El objetivo final es alcanzar un acuerdo donde se estipulen las condiciones que rodearán a la suspensión de contratos de trabajo.

Los derechos del trabajador

El principal derecho de aquel trabajador que se ve afectado por un ERTE, es que podrá cobrar el paro siempre y cuando cumpla las condiciones necesarias para acceder a esta prestación. Si el contrato en lugar de ser suspendido se ha visto modificado, con la reducción de la jornada laboral, el paro servirá de complemento del salario.

Hay que recalcar que el ERTE no es un despido, ya que en cuanto finalice la causa que motivó la medida, el trabajador tendrá derecho a recuperar su puesto de trabajo. De no ser así y no producirse esa readmisión, el trabajador podrá impugnar el despido. Igualmente, la empresa tiene que seguir pagando con normalidad a la Seguridad Social.

Si tienes alguna duda y consideras que alguno de tus derechos como trabajador ha sido vulnerado, lo mejor es dejar tu caso en manos de un laboralista que pueda asesorarte personalmente.

Concertar cita
Puede llamarnos al 981 13 12 68 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


¿Por qué debería escogernos?
Atención personalizada
Amplia experiencia
Expertos en Derecho Laboral
Rápida respuesta
¿Dónde encontrarnos?
C\ María Puga Cerdido nº 11, Bajo 15009 A Coruña, Galicia 981 13 12 68 [email protected]